Benjamín Vicuña Mackenna (1831 – 1886)

Benjamín Vicuña Mackenna

Benjamín Vicuña Mackenna fue un destacado hombre de letras y político que participó en el desarrollo urbano de Santiago e influyó con sus ideas liberales en los cambios ocurridos durante el siglo XIX en Chile.

Nació en Santiago el 25 de agosto de 1831. Sus padres fueron Pedro Vicuña Aguirre y Carmen Mackenna Vicuña.

Realizó sus estudios en el Instituto Nacional, y siguió Leyes en la Universidad de Chile.

En su juventud participó activamente en política al ser elegido secretario del Club de La Reforma, cargo que también desempeñó en la Sociedad de la Igualdad.

En 1862 y luego de viajes por Estados Unidos y Europa, fue nombrado miembro de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Chile. En 1863 se inició como periodista en la redacción de El Mercurio de Valparaíso.

Vicuña Mackenna se incorporó al Congreso al ser elegido diputado por La Ligua entre 1864 y 1867. Al estallar el conflicto armado con España en el Pacífico, se dirigió a Perú y a Estados Unidos (1865) a cumplir misiones secretas encargadas por el gobierno de Pérez.

Contrajo matrimonio el 4 de marzo de 1867 con su prima Victoria Subercaseaux Vicuña.

En 1872 el gobierno lo nombró intendente de la ciudad de Santiago. En esa labor se le recuerda por la modernización o europeización de la capital de Chile, por el cambio del Cerro Huelén que se transformó en un paseo.

Además, durante su gestión se realizaron o iniciaron obras como el término de la canalización del Mapocho, un camino de circunvalación para toda la ciudad, ampliación de la red de agua potable, un nuevo matadero para los barrios de la zona norte, finalización de las obras del Teatro Municipal, ensachamiento y pavimentación con adoquines de numerosas calles.

Volvió al Congreso tras ser elegido senador por Santiago y Coquimbo.

Se involucró en la Guerra del Pacífico 1879 como orador desde su sillón senatorial o pronunciando discursos sobre los acontecimientos de Iquique, en mayo de ese año. Organizó la Sociedad Protectora de Huérfanos y de las Viudas de la Guerra, invirtiendo sus escasos ahorros en esta causa. Visitó diariamente los hospicios que acogían a los soldados heridos, de cuyas conversaciones se impuso de los detalles de las campañas y acciones militares que publicó en el periódico El Nuevo Ferrocarril, y en obras como Historia de la Campaña de Tarapacá (1880), Historia de la Campaña de Tacna y Arica, e Historia de la Campaña de Lima (1881). Además, publicó un libro con biografías de los soldados muertos en la guerra llamado álbum de las Glorias de Chile.

Vicuña Mackenna se retiró a la vida privada, combinando su pasión por escribir con la administración de una hacienda, en la cual se instaló junto a su esposa. Falleció el 25 de enero de 1886.

– Este artículo está publicado en la sección La Guerra del Pacífico. Más información en el Capítulo 1: Chile en el siglo XIX y en la Bibliografía.