29 obreros inmolados en plata de industria bélica

Domingo 26 de enero de 1986.– Explosión registrada a las 10.45 horas de ayer se sintió en la ciudad, a pesar que ocurrió a 20 kilómetros de Iquique. Cadáveres diseminados en varios metros a la redonda, explosiones y un incendio de proporciones otorgaron un funesto panorama.

Veintinueve personas fallecieron trágicamente ayer al estallar una bomba en la planta tres de las industrias Cardoen que funciona en el sector Alto Hospicio, 20 kilómetros al oriente de esta ciudad.

La tragedia se desencadenó a las 10.45 de la mañana de ayer en un depósito de la sección armaduría de dicha usina dedicada a la fabricación de armamentos y elementos bélicos.

De los muertos, sólo cinco fueron identificados y todos los demás fueron dados por desaparecidos, aunque se trata también de fallecimientos, ya que la potente onda expansiva trituró y diseminó los cadáveres varios metros a la redonda.

Hasta la tarde de ayer los muertos eran Alfonso Broustic Guzmán, 22 años; Gabriel Figueroa Jurini, Félix Aguilar  Vargas  y Juan Daniel Tejeda, quienes dejaron existir  en el trayecto desde el lugar del accidente a la asistencia pública del hospital regional.

Un quinto fallecido se encontraba  hasta la tarde de ayer atrapado en el sitio de la tragedia. “Prácticamente no quedó nada, allá hay sólo humo y llamas además de cadáveres repartidos por todas partes”, afirmó un obrero que estaba en la posta.