La Cuestión Social

Como “el gran hito en la cuestión social de principios de siglo” califica el historiados y sociólogo Sergio González Miranda, a la lucha de los pampinos por sus derechos laborales. El punto más alto en este proceso, asegura, fue la matanza registrada en la Escuela Domingo Santa María, el 21 de diciembre de 1907.
trabajadpr 01

A pesar que este hecho decantó la tensión social que existía en las oficinas salitreras, las reivindicaciones del trabajador pampino resurgieron con fuerza durante los diez años siguientes.
Bernardino Farfán Espinoza es un pampino que se ha dedicado en los últimos años a investigar sobre la vida en las salitreras.
Tomando como base las experiencias de su niñez y juventud recuerda con añoranza y sentido crítico la vida en la pampa.
Varias huelgas ocurrieron durante este lapso y que fueron apagadas con el fuego de las armas. Los libros de historia recuerdan en forma somera la matanza de la Oficina San Gregorio el 3 de mayo de 1921 cuando gobernaba el Presidente Arturo Alessandri Palma.
“Un teniente de ejército recibió órdenes superiores de ametrallar a las doscientas personas que estaban apostadas en la plaza de la oficina salitrera. Un hecho similar ocurrió dos meses después en la vecina oficina Santa Ana”.
Posteriormente La Coruña se convirtió en el centro neurálgico de una huelga que paralizó al menos 120 oficinas salitreras de la Provincia de Tarapacá. El 3 de junio de 1925 dos regimientos de artillería y caballería provenientes de la zona central del país abrieron fuego contra 1.500 personas. Se desconoce el número de fallecidos.
Estos tres casos, sumados a la especial situación en que se encontró Pisagua durante el primer cuarto del siglo XX, convirtió a la provincia, según Bernardo Farfán, “en un lugar en donde los derechos de los trabajadores eran pasados a llevar por las grandes empresas extranjeras”.

Descontento obrero

Por otra parte el elemento obrero de las ciudades, ya consciente de su derecho a una mayor participación en la riqueza nacional y a un género de vida más libre y humano, a fines del siglo XIX comenzaba a organizarse en sociedades de resistencia y a manifestar su descontento.
Fue así que surgieron las primeras huelgas que se conocieron en Chile. Producían su agitación, entre otras causas, la baja del cambio internacional, pues disminuyendo el valor del papel moneda le recortaba al artesano sus jornales, a la vez que le encarecía el sustento. Por otra parte la inmigración extranjera, cuyos individuos, entrando en competencia con los obreros del país, pedían el alza de los salarios.
Fueron esos movimientos los que dieron origen y razón de existir al Partido Demócrata, pequeña pero tumultuosa agrupación, constituida en 1887, que entró a actuar desde entonces en las luchas electorales y políticas bajo la inteligente y firme dirección de Malaquías Concha (1859-1921), abogado de mérito, que lo fundó y sostuvo muchos años, hasta hacerlo pesar como factor importante en el gobierno.