Pisagua revolucionario

PATY 75-36 El investigador iquiqueño Mario Zolezzi afirma que Pisagua tuvo un rol importante en la Revolución de 1891. “Durante el desarrollo de la Guerra Civil, Pisagua volvió a ser escenario bélico”.
La acción del 21 de enero favoreció a las fuerzas del gobierno balmacedista.
La segunda acción se desarrolló el 6 de febrero de 1891 entre las fuerzas gobiernistas, al mando del teniente coronel Mario A. Valenzuela, quien ocupaba Pisagua, y los revolucionarios al mando del coronel Estanislao del Canto.
La escuadra revolucionaria, formada por los barcos Cochrane, O’Higgins, Amazonas y Cachapoal, rompió fuego a las seis de la mañana sobre Pisagua. El bombardeo cubrió el desembarco de dos columnas en la caleta Playa Blanca, con un total de 200 hombres, al mando del teniente coronel Manuel Aguirre.
Otra columna de 200 hombres desembarcó en Punta Pichalo, bajo las órdenes del mayor Julio R. Moraga. Las tropas gobiernistas fueron desarmadas exceptuando la Caballería, que huyó al interior. Se rindieron y fueron hecho prisioneros 12 oficiales y 164 soldados con 6 cañones y 160 fusiles.
Las bajas revolucionarias fueron 8 muertos y diez heridos; los gobiernistas tuvieron 12 muertos y 29 heridos.