Maltrato animal en Iquique

Durante la semana pasada en La Estrella publicamos varios artículos sobre maltrato animal. Todo comenzó con la muerte de tres en un pasaje. Luego descubrimos un veneno que se vende en el terminal agro y que se publicita como eliminador de ratonos y perros y gatos indeseables.
El domingo hubo otra denuncia sobre el intento de matar un perro que vive en el mismo pasaje que los gatos muertos.
El tema se pone complicado, especialmente si vemos que este tipo de se venden de manera tan fácil.
Esta editorial la escribí yo y se publicó el domingo 26 de marzo:

Maltrato animal

Nuevamente el maltrato animal está en el tapete de la actualidad noticiosa. Es preocupante el constatar la facilidad con que las personas pueden acceder a venenos trágicamente efectivos para matar perros y gatos.

La matanza de gatos en el sector de El Morro durante esta semana como también las denuncias de asesinatos de perros en algunos sectores específicos de Alto Hospicio evidencia que es necesario endurecer la legislación que hace referencia al maltrato animal.

En estos momentos existe un proyecto de ley en el Parlamento que sanciona a los agresores y establece los derechos y los deberes de los dueños de estas mascotas. Sin embargo, la importancia social de esta ley no se ve reflejada en el interés que existe en el Parlamento.

Este proyecto de ley en dos ocasiones ha sido pospuesto en la Cámara de Diputados y parece que no se ve algún avance en el corto plazo. Para la gran mayoría de la población es necesario endurecer este tipo de legislación y que sancione con penas más fuertes a las personas que atenten contra la integridad de las mascotas.

Al mismo tiempo es necesario que las autoridades de salud fiscalicen la venta de venenos como “El asesino” que en primera instancia era publicitado como erradicador de roedores y también para eliminar a “mascotas molestas”.

Este producto peruano está en la venta en ferias de distintos sectores de la ciudad y se desconoce si posee los permisos correspondientes para comercializarse en el país. Lo cierto es que este veneno es altamente efectivo y puede ser extremadamente peligroso si cae en las manos equivocadas.

“El asesino” se aplica en cebos y actúa directamente en el sistema nervioso central.

Es probable que la muerte de los gatos en el sector de El Morro se deba a la acción de este veneno que fue dejado en un jardín o en el pasaje donde juegan niños y pasan otras mascotas. Preocupa la situación de él o las personas que tomaron la decisión de ocupar veneno para eliminar a tres mascotas en forma fría y calculada.

Más allá de la muerte de estos animales, lo cierto que la aplicación de este veneno expuso a adultos y a niños a una sustancia peligrosa. Esa acción merece una investigación y también una sanción.

Dar muerte a mascotas es un hecho repudiable, incluso si se aplican el Código Sanitario como se hizo en la plaza de la Constitución en Santiago, cuando días antes de la asunción al poder de la Presidenta Michelle Bachelet, la autoridad sanitaria decidió eliminar a los perros vagos que pululaban en el sector. Esa decisión de autoridades y profesionales ha sido cuestionada por ciudadanos comunes y corrientes. Lo cierto es que es necesario crear conciencia respecto a la tenencia de mascotas y también tener una legislación efectiva para evitar que personas enfermas se dediquen a maltratar o eliminar a los animales que no son de su agrado.

El PDF de esta página del diario lo pueden bajar editorial-27marzo.pdf

:: Escuchando: Faster Kill Pussycat (Roman H :: Paul Oakenfold :: Promo_Only_Mainstream_Club_Apr (7:55) ::