Javier Aliz llegó a tierra iquiqueña

Familiares y fieles recibieron el cuerpo del sacerdote.

Luego de tres días de larga espera, ayer a las 15.30 horas llegaron a Iquique los restos mortales del sacerdote Javier Aliz Chandía, quien falleció trágicamente cuando cayó al vacío desde un edificio en la comuna de Ñuñoa en Santiago.

A esa hora el ataud llegó hasta la entrada de la iglesia San Francisco donde se congregó más de cuatrocientas personas para recibir al presbitero y entregarle un último saludo.

Su llegada hasta la parroquia no estuvo exento de tensiones debido en que primera instancia se tenía presupuestado se velatorio a un costado de la nave central e incluso se pretendía que el féretro ingresa por la puerta lateral izquierda. Luego de rápidas gestiones de familiares y del padre Franklin Luza se dispuso que el ingreso al templo fuese por las puertas centrales. Rápidamente se ordenó la iglesia y se trajeron los implementos que se utilizan para los velatorios.

Pasadas las 15.30 horas se sintió que el candado era sacado, las puertas se abrieron y salió a la calle el padre Franklin, que recibió a los familiares y el féretro del sacerdote Aliz.

Visiblemente afectado se mostraron la madre, hermanos y primos que llegaron hasta el lugar.

El el responso fúnebre, el padre Luza pidió por la Iglesia, por el alma del sacerdote Javier Aliz y por la comunidad iquiqueña. También rezaron el Padre Nuestro y el Ave María.

En su plegaria afirmó «Javier, el paraíso te lleva, junto a los ángeles y los mártires. Te encomendamos a Cristo con la esperanza de la resurrección».

Agregó que «que su vocación sacerdotal sea mérito al ingresar a la eternidad. También pedimos la intercesión de la Virgen de La Tirana por su eterno descanso».

SANTIAGO

También intervino en el responso el sacerdote Sergio Cerda Vega de la Decanatura de la Zona Oriente Ñuñoa-Grecia en Santiago, quien viajó desde la capital para participar en los funerales del sacerdote.

El decano Cerda indicó que «te damos las gracias por el amor y el cariño que nos dejaste en la parroquia de San Bruno y Santo Domingo. Gracias por el testimonio que nos dejaste».

El padre Franklin Luza fue el encargado de finalizar el responso fúnebre que se extendió por quince minutos. «Hay que renovar la fe en la resurección», afirmó. De esta manera comenzó el velatorio del padre Javier Aliz. Luego los amigos y las personas que conocieron en vida al sacerdote formaron lentamente una extensa fila para ofrecerle el último saludo.

Homenaje en la iglesia de El Colorado

Luego del recibimiento de la familia y las personas más cercanas al padre Javier Aliz, comenzaron a llegar gran cantidad de personas a rendir un último homenaje al sacerdote. A las ocho de la noche la misa que tradicionalmente se realiza los jueves, fue consagrada al padre Aliz.

Hoy a las diez de la mañana trasladarán el féretro a la Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, que está ubica en el barrio El Colorado. Fue en esta parroquia donde el padre Aliz desarrolló su ministerio en Iquique y donde mantuvo un contacto estrecho con la comunidad católica.

El traslado del féretro se realiza bajo la petición expresa de los familiares, quienes desean que la comunidad de El Colorado como los amigos y feligreses de la Plaza Arica puedan rendir su último adios.

Se espera que cerca de mediodía se realice la misa Solemne que será presidida por el obispo Juan Barros Madrid.

De acuerdo a lo informado por el hermano mayor del padre Aliz, Luis Aliz Chandía, quien llegó ayer desde Santiago, la sepultación se realizará en el Cementerio Parque del Sendero.

La Parroquia Nuestra del Perpetuo Socorro incluye las comunidades de la Capilla de Nuestra Señora del Carmen (Plaza Arica), de La Reconciliación (San Lorenzo) y Santa Teresita (Jorge Inostrosa).

Obispo ofició misa por padre Aliz

Gran cantidad de personas participó en la misa por el eterno descanso del sacerdotes Javier Aliz.

La iglesia San Francisco se hizo pequeña para la gran cantidad de personas que participaron anoche en la misa por el eterno descanso del sacerdote Javier Aliz Chandía.

El obispo Juan Barros Madrid presidió la ceremonia religiosa que contó con la participación de familiares, amigos y feligreses que conocieron en vida al sacerdote.

En la homilía el obispo Madrid elevó plegarias por el eterno descanso del presbítero.

Hoy el féretro será trasladado hasta la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, donde el padre Aliz realizó su ministerio. A las 11 horas está programa una misa que la oficiará el obispo de Iquique Juan Barros Madrid y cerca del mediodía el cortejo fúnebre partirá en dirección al Cementerio Parque del Sendero.